El síndrome cotilla | Narrativa | RqR Escritores



Contaban de un paisano muy cotilla -preocupado constantemente por la vida de los demás y poco por el desastre que era la suya- que en un aciago 12 de mayo "cayose del caballo sauliano" percatándose así de esa injusta asimetría: para nadie era él objeto de cotilleo, no se le correspondía.

Dolido por tamaño desinterés, víctima de la indiferencia, paria de la desconsideración, decidió desaparecer, encerrarse a cal y canto a modo de protesta, renunciando irrevocablemente al servicio público que gratuita y vocacionalmente ofrecía, mandando, en definitiva, a la mierda sin derecho a réplica a aquellos desagradecidos.


Entendió, pues, que el mundo no le merecía, que el resto era cruel y egoísta, y por tanto ya no se ocuparía de los otros puesto que para tan nada los necesitaba. Su inapelable ausencia les serviría de castigo y su determinación de valiosa enseñanza.

Y para demostrarlo con rigor científico, lo señalé antes, se aisló para siempre tras un grueso muro dejando, eso sí, las llaves colgadas por fuera, bien a la vista. Y ahí siguen.

_______________________________
RqR Escritores

  


RqR Escritores Facebook RqR Escritores Twitter
rqrescritores@gmail.comColaboramos en