"Te quiero, Covid" | Relato | RqR Escritores


Blog RqR Escritores | Relato| Covid
Alojamiento de lujo, pensión completa, atención clínica, ropa nueva, artículos de aseo, revistas, libros, compresas, tampones, pañuelos, mascarillas, gel hidroalcohólico, metadona, lorazepam y una tarjeta SIM de datos para permanecer conectada a los míos. Todo gratis. Aunque yo no tengo los míos.

Tras el positivo en la prueba PCR las autoridades locales dispusieron que los indigentes sin techo fuésemos trasladados a un hotel de cuatro estrellas medicalizado para que pasáramos aquí una cuarentena digna y no propagásemos los contagios en las calles.

SEGUIR LEYENDO >>

Un brote de cortesía | Carta | RqR Escritores


RqR Escritores_Blog_Relato
Desde que nos conocemos te has encargado tú de la despedidas, no solo de eso, cierto, pero sobre todo de eso. Preocupada por si me interrumpes o me molestas o me lías o si estoy cansado o si tengo que bajar a la perra o subir a la perra, por si es tarde para o pronto para, preocupada también por tu descanso o tus quehaceres (más que por los míos, lógicamente), por tus cosas que te reclaman ahora, hace ya rato. Preocupada o en realidad solo pendiente de que aquello no se alargue demasiado (qué peor brote psicótico que la cortesía) me avisas, siempre me avisas, de que ya es el momento de la despedida, que empieza el descuento, que es suficiente por hoy. Nunca había conversado con alguien tan apurado por la propia conversación.

SEGUIR LEYENDO >>

Urdosia (2ª parte) | Relato | RqR Escritores


RqR Escritores_Blog_Urdosia 2ª
SEGUNDA PARTE

Me hice con una bicicleta de segunda mano en un taller de reparación a escasas manzanas de mi oficina, en el número 124 de la calle 56 oeste de Manhattan. La más sencilla y ligera pedí al encargado, y me sacó una del almacén con varios lustros y bastantes capas más de roña. La repasó concienzudamente para comprobar que conservaba los elementos básicos y terminó de ensuciarla por completo cuando se empeñó en engrasar hasta la cesta delantera para portar la merienda. Adquirí los complementos imprescindibles y el disfraz de ciclista en un outlet de la avenida Broadway y me dispuse a probar el paquete completo en Central Park previo paso por el despacho para cambiarme de ropa y firmar mi testamento.

SEGUIR LEYENDO >>

  


RqR Escritores Facebook RqR Escritores Twitter
rqrescritores@gmail.comColaboramos en